POMONA: El espíritu de César Chávez sigue vivo en la comunidad

ALEJANDRO CANO

ALEJANDRO CANO ESPECIAL PARA LA PRENSA  Publicado: 03 abril 2012 11:42 AM

POMONA – El líder campesino defensor de los derechos humanos y cofundador de de laAsociación Nacional de Trabajadores del Campo (UFW), Cesar Chávez, falleció un 23 de abril de 1993, hace casi 19 años; sin embargo, Cesar Chavezsu espíritu combatiente continúa inspirando a muchos a defender la dignidad humana y a luchar en contra de las injusticias sociales.

En el marco de lo que hubiera sido su cumpleaños número 85, grupos defensores de los derechos del inmigrante de la zona de Pomona honraron a líderes comunitarios, protestaron en los planteles de una universidad y se manifestaron en las escalinatas del ayuntamiento de dicha ciudad para exigir igualdad social.

La celebración comenzó temprano el viernes 30 de marzo con un desayuno organizado por la Mesa Redonda Latina del Valle de Pomona, donde se honró el trabajo, dedicación y compromiso hacia la comunidad de tres líderes comunitarios: Emilio Amaya, director ejecutivo del Centro de Servicios Comunitarios de San Bernardino; Richard Martínez, superintendente del Distrito Escolar Unificado de Pomona (PUSD); y Judy Chu, congresista de Estados Unidos que representa el Distrito 32.

Amaya, quien a los 13 años cruzó la frontera de manera ilegal, arriesgando su vida, fue premiado por siempre tener la disposición de informar y educar a las personas indocumentadas sobre sus derechos civiles y por implementar un sistema de llamadas de emergencia, el cual permite a la organización una mejor respuesta cuando ocurren arrestos o retenes policiales y migratorios.

Cofundador de la Librería del Pueblo, Amaya, quien fue trabajador del campo y vivió la experiencia de ser indigente, ofrece ayuda a la comunidad del Inland Empire a través de apoyo legal.

Por su parte, Martínez recibió la distinción por su labor hacia la comunidad inmigrante en relación a programas educativos. Nacido en la ciudad de Pico Rivera, Martínez ha trabajado en el sector educativo por los últimos 24 años y desde hace una década se desempeña como líder en servicios estudiantiles y representa al distrito en materia de comunicación con la comunidad.

Chu, quien fue la primera mujer de raza china en ser elegida para un escaño gubernamental en EE.UU., ha trabajado de cerca en temas migratorios y de justicia laboral, siendo la que peleó junto a agencias no lucrativas para detener una resolución en la ciudad de Monterey Park que criminalizaba a la gente por comunicarse en otro idioma que no fuese el inglés.

Chu, quien fungió como miembro de la junta educativa del Distrito Escolar Unificado Garvey antes de ser parte del concejo de la ciudad de Monterey Park, ha apoyado medidas de salud, migratorias y escolares.

“Estas personas llevan en la sangre la lucha por la justicia social y lo demuestran todos los días en sus trabajos. El esfuerzo que hizo Chávez no fue en vano. Su espíritu de lucha continúa más vivo que nunca y ojala y existiesen más personas como Amaya, Martínez y Chu en nuestra comunidad… los necesitamos”, indicó José Calderón, presidente de la Mesa Redonda Latina del Valle de Pomona.

La celebración continuó con una manifestación en los terrenos de la Universidad de Pomona en la ciudad de Claremont, donde cientos de estudiantes protestaron de manera pacífica el despido “injustificado” de trabajadores de la cafetería por supuestamente intentar sindicalizarse.

Todo comenzó hace dos años, sin embargo, en diciembre del año pasado, 17 trabajadores fueron despedidos por supuestamente no contar con documentos legales. Tal decisión de las autoridades universitarias resultó en marchas y manifestaciones en las cuales incluso hubieron arrestos. Los estudiantes alegan que la universidad violó la ley al despedirlos por intentar sindicalizarse.

Durante la manifestación del viernes 30 de marzo, los estudiantes sirvieron comida mientras el mariachi entonaba canciones alegres.

La idea, dijeron los organizadores, fue calmar los ánimos y demostrarle a la universidad que la comunidad es pacifica y alegre y que respetando los derechos civiles reinará la harmonía.

Siguiendo la misma filosofía, seis jóvenes estudiantes del Inland Empire “salieron de las sombras” y exigieron sus derechos durante un plantón en las escalinatas del Ayuntamiento de Pomona. El objetivo de la manifestación fue demostrar a la comunidad que ser indocumentado no significa vivir con miedo y escondido.

David Buenrostro, Luis Felipe Nolasco, Fernando Torres, Luis Suarez, María Rodríguez y Jahel Campos “salieron de las sombras” al narrar con lujo de detalle sus experiencias como indocumentados. Los estudiantes aplaudieron la llegada del ‘Dream Act’ de California, pero exigieron una reforma migratoria a nivel nacional para detener la separación de familias.

Campos, de 17 años, ni se acuerda de su travesía, ya que tenía 2 años cuando cruzó la frontera de manera ilegal. Sin embargo, todos han demostrado a través de sus calificaciones en la escuela tener la voluntad de convertirse en ciudadanos ejemplares.

“Nunca mas viviré escondida. Nunca más viviré en las sombras. Soy indocumentada y no tengo miedo”, recalcó Campos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.